bea

Bea“Bea es pequeña, peluda y suave; tan blanda por fuera, que se diría toda de algodón, que no lleva huesos…
Come cuanto le doy. Le gustan las naranjas mandarinas, las uvas moscateles…”

Seguro que reconocéis en esta descripción la que hizo Juan Ramón Jiménez de su burrito Platero.
Solo he tenido que cambiar el nombre de Platero, por el de Bea.

Y es que Bea es así. Una Labrador, de tres años, que se quedó muy pequeñita… La gente me pregunta todavía si es un cachorrito, tan escasa de tamaño la ven… Pero yo me he dado cuenta de que esto es una ventaja, porque a los niños les atrae mucho más, es mucho más manejable, más cercana, más compañera, casi su igual.

Y también es peludita, y muy suave. ¡Da gusto acariciarla!. Y darle fruta, porque, como a Platero, le encantan las uvas, los higos, pero también las frambuesas, la piña y las manzanas… La única fruta que no le gusta es el pomelo. ¡Extraños gustos para una perrita!. Pero es que ella es especial, hasta para eso.

Como buen Labrador, le encanta el agua, y nada excepcionalmente bien. ¡Tiene mucho estilo!. Y también le encanta aprender y tener objetivos. Todos los días practico con ella las habilidades necesarias para participar en las sesiones de lectura.

Es una excelente cobradora de pelotas, muñequitos y cualquier otro juguete u objeto que le lances. Es el mejor premio que le puedes dar después de su trabajo como perrita de terapia en el EQUIPO READ.

Elena Domínguez Iten

Tandem terapéutico

Bea forma un Equipo R.E.A.D. con Elena Domínguez desde mayo de 2011.

Anuncios